MUJERES CONTRA LA TRATA

Campañas Informaciones

Esclavas sexuales

Crítica Digital
Fecha: 06.03.2008
Para RIMA
Link:

Sociedad / Edición Impresa
INFORME ESPECIAL

Esclavas sexuales
Las denuncias crecieron diez veces en los últimos tres añosLuciana Peker
06.03.2008

Micaela tenía tres años. Su mamá, Marita Verón, 23. El 3 de abril de 2002
Marita salió de su casa en puntas de pie, para no despertar a Micaela, y le
dijo a su mamá, Susana Trimarco, que comprara tintura para teñirse juntas
las raíces. Marita no volvió. Hoy Micaela tiene nueve años. Hace casi seis
años que Susana busca a su hija y Micaela espera a su mamá.

Carlos tenía cuatro años. Su mamá, Andrea López, 24. El 10 de febrero de
2004 Andrea desapareció. Su marido, el boxeador Víctor Purreta, dice que se
fue de su casa. Nunca apareció. Carlos va a cumplir, el 16 de abril, nueve
años. Para la Justicia, Andrea hizo abandono de hogar. No está. Ni ella. Ni
su cuerpo. Ni viva. Ni muerta. Andrea está desaparecida hace cuatro años.
Carlos la espera. Tenía que empezar el jardín cuando su mamá desapareció de
su vida. Carlos, este año, vuelve a hacer tercer grado. No quiere escribir
hasta que su mamá no vuelva.

Marita Verón y Andrea López son dos desaparecidas. Están desaparecidas.
Siguen desaparecidas. Son dos de las 465 mujeres que estarían en manos de
redes de trata, según datos de la asociación civil La Casa del Encuentro.
Sus historias parecen tan increíbles como una novela. Tal vez por eso -o por
la tendencia a mezclar la ficción con la historia viva de la Argentina como
ya hizo Montecristo- la trama de Vidas robadas, la nueva novela de Telefe,
se parece mucho a la historia de Marita Verón.

En la novela, Soledad Silveyra sufre por la ausencia de su hija (Juliana),
que fue secuestrada en un pueblito de Corrientes. La policía dice que se
trata de una fuga de hogar. Mientras tanto, Facundo Arana (Bautista) es un
antropólogo forense que quiere desmantelar una red de secuestradores de
personas y, mientras tanto, se enamora del personaje de Mónica Antonópulos
(Ana), una fotógrafa. Pero el intríngulis, claro, es que el padre de Ana,
interpretado por Jorge Marrale, es el capo mafia de la red de tráfico
humano.

La ficción vuelve a meterse con la realidad. “Yo tengo mucha esperanza. Acá
en La Pampa está todo muy tapado. La policía no la busca a Andrea. A mí me
dijeron que la vieron en un prostíbulo de Córdoba y no puedo hacer nada. Ni
mandan fotos. Por eso tengo la esperanza de que ahora con la televisión se
destape la olla”, dijo Julia Ferreira, la mamá de Andrea López. Julia es
mamá desde los 16 años. Ahora tiene 48 años, 5 hijos, 5 nietos y 5 trabajos
como empleada doméstica del barrio Sur, del Plan 5 Mil, de Santa Rosa, La
Pampa.

Sin la televisión, las luces no miran la ausencia de Andrea ni de las otras
chicas. Desde el 3 de abril de 2007 La Casa del Encuentro realiza frente al
Congreso, todos los días 3 -por la fecha del secuestro de Marita Verón- una
marcha para pedir “Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución”.
“Decimos claramente que estas mujeres son desaparecidas porque cuando una
persona es privada de su libertad, secuestrada, torturada, esclavizada y
violada es necesario llamar a las cosas por su nombre”, dijo Fabiana Túnez,
de La Casa del Encuentro.

El delito -igual que el negocio- no para de crecer. La Oficina de Asistencia
Integral a la Víctima del Delito (OFAVI) intervino en 85 casos de trata de
personas en 2007. En 2004 habían actuado en nueve. En sólo tres años los
casos atendidos por el Estado se multiplicaron casi diez veces. Las redes de
trata secuestran por la fuerza o por engaño -con avisos de empleadas
domésticas o de prostitución sin cerrojo- a mujeres que deben trabajar como
esclavas sexuales, sin pago ni libertad. Ellas pierden su dinero y su
documento. No pueden entrar ni salir de los cabarets. Ni comunicarse con su
familia. No pueden salir del circuito en donde la esclavitud sexual es
moneda corriente.

En los casos de Florencia Pennacchi estudiante de la UBA desaparecida en
Buenos Aires y Fernanda Aguirre -una adolescente desaparecida en San Benito,
Entre Ríos se cruzan situaciones de mujeres pobres y de clase media. Todavía
no está confirmado que ellas dos estén secuestradas por redes de trata. Se
sabe que están desaparecidas. ¿Dónde están? La pregunta no tiene respuesta.

“Los prostíbulos son ilegales en la Argentina y la explotación sexual es un
delito, pero sin embargo existen miles de burdeles y departamentos donde se
explota a las mujeres. Parece que en la Argentina existen zonas liberadas
donde intervienen la policía, las autoridades municipales y los jueces”,
dijo Tuñez. “La investigación con carácter de diagnóstico exploratorio
desarrollada en 2006 por la Organización Internacional para las Migraciones
estudió 47 causas penales en distintos puntos del país, en la mayoría de las
cuales hay funcionarios públicos y/o miembros de las fuerzas de seguridad
implicados. El bajo número de condenas habla por sí solo”, dijo Mercedes
Assorati, investigadora de las redes de trata y titular de la Fundación El
Otro. ¿Cómo luchar contra la esclavitud del siglo XXI con algo más que un
control remoto? Assorati propone: “Es necesario que el Estado recupere la
iniciativa para el desarrollo de controles sobre los lugares en los que las
víctimas se encuentran esclavizadas y adopte una política de protección que
brinde a las víctimas las garantías necesarias para que se atrevan a
denunciar a las mafias que las mantienen sometidas”.

En 2007, el INADI habilitó un teléfono (0800-9992345) para denuncias sobre
trata de personas. Hubo 178 llamados para denunciar casos de trata de
personas y 7 mujeres llamaron para contar que se habían podido fugar de
lugares donde las tenían esclavizadas. Con miedo. Con el sello de las mafias
que las creen propias. Que regentean un negocio que crece. Y que ahora tiene
nombre de novela: Vidas robadas.

FLORENCIA

Florencia Penacchi estudiaba Ciencias Económicas en la UBA. Desapareció el
17 de marzo de 2005 en Palermo.

ANDREA

Andrea López desapareció en La Pampa, el 9 de febrero de 2004. Su pareja, un
ex boxeador, fue condenado por facilitar la prostitución.

FERNANDA

Fernanda Aguirre fue secuestrada el 25 de julio de 2004, cuando iba a hacia
su casa. Sospechan que fue vendida a una red.

MARITA

Marita Verón desapareció el 3 de abril de 2002. Una banda la vendió a un
prostíbulo de La Rioja por 2.500 pesos.

-=+=- -=+=-
Por favor, si utiliza la información que se brinda en esta lista, cite la/s fuente/s. Gracias.
———————
*RIMA-lista* es un servicio gratuito de la RIMA – Red Informativa de Mujeres de Argentina, Rosario, Santa Fe, Argentina.
No deje de visitar nuestro sitio RIMAweb: http://www.rimaweb.com.ar/
No dejes de visitar nuestro blog *Mujeres a bordo*: http://mujeresabordo.blogspot.com/
———————————————————————

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: