MUJERES CONTRA LA TRATA

Campañas Informaciones

Presentación de la campaña Había una vez un niño

23/05/08.- Las estrategias empleadas por los pederastas son cada vez más complejas y resulta de vital importancia trabajar en red para perseguir estos delitos, señalaron los ponentes que participaron en la presentación de la campaña Había una vez un niño el pasado 22 en el Palau Robert de Barcelona.

Seila Samleang, director de Protect en Camboya, explicó los avances registrados en su país desde la puesta en marcha del proyecto, como el reconocimiento -tanto por parte de las autoridades como de la población- de la existencia de estos delitos. Nada que ver con lo que ocurría cinco años atrás, señaló, cuando los pederastas actuaban con total impunidad.

La visibilidad que hoy tiene esta problemática es un factor muy positivo, aunque también hace que los pederastas adopten estrategias cada vez más sofisticadas. Ahora muchos de ellos contactan con la familia para poder acercarse a los niños y abusar de ellos sin ser vistos en las calles.

Otros llegan a trabajar como voluntarios de alguna ONG que trabaja con menores o incluso llegan a adoptar un niño, que se convertirá en su víctima. También comentó que “uno de los desafíos de Protect es conseguir que las familias de los niños cooperen en la investigación”.

Por su parte, Isabelle Peris, secretaria de Coordinación y Acción Institucional de ACIM-ECPAT España*, manifestó que el turismo sexual es un negocio muy lucrativo que convierte a los niños en un “objeto sexual sin derechos”. Explicó que España es uno de los países europeos donde más pornografía infantil se consume. “En Camboya la pornografía infantil se condena con cinco años de prisión. En España, se condena con un año”.  Peris dijo que hay que presionar a las autoridades para que la protección de la infancia se convierta en una prioridad.

Vicki Bernadet, presidenta de la Fundación que lleva su nombre, explicó que la mayor parte de los abusos ocurren en el ámbito familiar: en España el 24% de las mujeres y el 17% de hombres declararon haber sufrido abusos sexuales durante la infancia, según un estudio realizado en 1994. Habló de la soledad en la que se encuentran muchos de los abusados, porque su entorno no cree lo que dice, sometiéndolo a un “silencio perverso”, que hace que una vez conocido el abuso sexual, la familia mire para otro lado y lo aísle.  

Además de este debate, la sesión incluyó la proyección del audiovisual Había una vez un niño y la exposición de 51 fotografías de Juan Díaz, fotógrafo de Global Humanitaria que compartió con el público su experiencia en Camboya, el tiempo con los trabajadores de Protect, junto a las víctimas, y las impresiones que le dejaron las entrevistas que mantuvo con alguno de los pederastas que cumplen condena en ese país. 
 
(*)representación oficial de la Red ECPAT Internacional, End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children for Sexual Purposes

Más información de la campaña en www.protectcamboya.org
Imagen: Arriba, de izquierda a derecha, participantes en el debate sobre la pederastia en Camboya, Juan Díaz, Vicky Bernadet, Isabelle Peris y Seila Samleang. (Global Humanitaria)
http://www.globalhumanitaria.org/detallenoticias.asp?idn=9160&bck=inicio 

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: